Popeye: el pinball

dibujo en tono de gris de popeye

Foto de familia de Popeye

Hay una historia especial entre Popeye y yo, la voy a ir contando por partes.

De niño tuve un pinball electromecánico que no supe disfrutar, entonces solo pensaba en las máquinas de marcianitos, de adolescente aprendí a amar los pinballs con los amigos. Durante mucho tiempo soñé con tener un pinball en casa y equivocadamente asumí que nunca lo tendría, debido fundamentalmente a cuestiones económicas y de espacio.

Con el tiempo descubrí que en Internet, lógicamente, había foros de coleccionistas de pinballs (los hay y alguno tiene más de 250 pinballs en colecciones privadas) y aunque ya tenía la posibilidad de espacio en mi casa, los precios seguían siendo prohibitivos. Hace tres años localicé un pinball en Madrid que estaba muy bien de precio (lógicamente tenía unos cuanto fallos que arreglar. Lo compré y preparé el viaje para ir a recogerlo, si enviaba agencia de transportes los costes se disparaban. Lo cierto es que cuando estábamos camino de Madrid, en una furgoneta alquilada, recibí una llamada familiar y tuvimos que regresar.

Al final conseguí que los portes no me costasen mucho y lo trajeron de Madrid, los fallos eran mínimos, algunas bombillas, algunas gomas, unas patas oxidadas, todo piezas que pude comprar por Internet, en empresas españolas y alguna alemana.

En estos tres años he tenido que aprender a arreglar circuitos y a soldar con estaño, mucho soldar. Estas máquinas necesitan un mantenimiento permanente así que o aprendes o no puedes tenerlas, porque no hay servicio técnico.

Este es mi pinball de Popeye

El pinball de popeye, en el comedor de mi casa.

Hemos jugado mucho con él, todo el que viene a casa lo prueba y muchas veces estoy semanas enteras sin jugar, cuando lo vuelvo a encender siempre me digo que es muy divertido, no sé porque no juego más, pero lo cierto es que un pinbal es para jugar con alguien y compartir ese momento.  (continuará)

Ficha del pinball “Popeye salva la Tierra”

Alejandro V. Casasola.

Anuncios

Acerca de Alejandro V. Casasola

Apasionado de los tebeos y los videojuegos. Director del Salón del Cómic de Granada desde 1994.
Esta entrada fue publicada en Pinball y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Popeye: el pinball

  1. Segadreamer dijo:

    Siempre fui malisimo en los pinballs… pero me encantaban, me perdia mirandolos embobado, las luces, los sonidos…
    El de Indiana Jones, el de la familia Adams, el de Basket 82, el de street fighter, el del billar cowboy, me encantaban… Ah… como pasa el tiempo, y no lo entiendo, por que se fue a la mierda la industria por que , no es cuestion de evolucion tecnologica, un pinball era otra cosa, los videojuegos no rivalizaban… Supongo que tiene que ver con el boom de las consolas domesticas, en general las recreativas han ido desapareciendo.
    Que pena que el unico recreativo de Granada que mantenia los pinballs definitivamente se deshizo de ellos, deberias de ir a preguntarles un dia a ver si los tienen guardados en algun almacen, tal vez si y puedas comprarlos, me refiero a los recreativos Cervantes, en fuente de las batallas.

    Adoro el Popeye ojala algun dia vuelvan, Gottberg y estas compañias miticas

    • Jugue varias veces en los Recretativos Cervantes, pero, como bien dices las vidoconsolas mataron a casi todo el mundillo de los pinballs. A fin de cuentas su objetivo era ganar dinero y los clientes preferian las maquinas recreativas. Aunque los pinballs evolucionarón de forma considerable (aun hoy se fabrican) las empresas españolas no estaban preparadas para esa evolucion y desaparecio el florecienre sector de los pinball españoles que reino durante las decadas de los 60, 70 y 80.
      Muchos negocios tiraron a vertederos pinballs y recreativas (eso es otra historia que tambien contare) y los que no las tiraron los vendieron hace unos años a unos precios exagerados. Saludos y gracias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s